El Ayuntamiento, Cámara de Comercio y FEDAC se coordinan para poner en marcha una primera línea de ayudas económicas, sociales y fiscales de 600.000 euros para ayudar a autónomos, comerciantes y micropymes

30/3/2020


El Ayuntamiento de Alcoy está estudiando como hacer frente a la situación económica por las consecuencias del COVID-19. El objetivo del equipo de gobierno es paliar, en la medida de las posibilidades de la administración local, la delicada situación del tejido económico de la ciudad que deja este caso de emergencia. Por este motivo el Ayuntamiento de Alcoy ha organizado una reunión de coordinación para empezar a tratar las ayudas para conseguir la recuperación económica en un sector al cual la crisis del Coronavirus ha castigado especialmente como está siendo los de los autónomos, comerciantes y micropymes.

El alcalde de Alcoy, Toni Francés, se ha reunido por videoconferencia con la concejala de Hacienda y Comercio; Vanessa Moltó, el concejal de Empleo y Empresa; Alberto Belda, el presidente de FEDAC; Naxto Gómez y el presidente de la Cámara de Comercio de Alcoy; Pablo de Gracia, han tratado diferentes tipos de medidas que complementarán las del Gobierno Central y las de la Generalitat Valenciana, como por ejemplo las primeras que anunció Ximo Puig que irán destinadas a los autónomos y oscilarán entre los 750 y los 1.500 euros, dependiendo de si han paralizado parcialmente o totalmente su actividad. El Ayuntamiento aprobará una primera línea de ayudas económicas, sociales y fiscales de 600.000 euros.

La intención es crear una línea de ayudas complementarias a las de las otras administraciones para paliar los graves daños ocasionados a micropymes, comercios y autónomos de nuestra ciudad que se han visto obligados a continuar con sus gastos de personal, proveedores y alquiler sin obtener ingresos.

Se estudiarán ayudas que podrían enfocarse a través de bonificaciones en diferentes tasas y subvenciones a diferentes actividades empresariales.

«Somos conscientes que comerciantes, autónomos y micropymes están siendo económicamente el sector más castigado en la situación que estamos viviendo y tenemos que conocer de primera mano sus necesidades para poder tomar las medidas oportunas para tratar de ayudarles en lo posible», ha explicado el alcalde de Alcoy, Toni Francés.

Desde FEDAC, la Federación de empresas de L'Alcoià y El Comtat, valoran positivamente esta primera reunión provocada desde esta entidad y también desde la Cámara de Comercio a raíz de la preocupación manifestada por todos los sectores productivos ante esta delicada situación. FEDAC piensa que estas medidas son un buen punto de partida que debe, sin duda, ampliarse. El presidente de FEDAC es del pensamiento que "las ayudas deben ser más cuantiosas para que lleguen a todos los sectores de la Economía alcoyana: Comercios, profesionales autónomos, oficios tradicionales, etc. Valoramos y agradecemos que el Ayuntamiento busque más ayudas y con más cuantía en los próximos días ".

FEDAC y Cámara de Comercio han recibido en las últimas horas múltiples llamadas por parte de empresarios -especialmente micro-pymes- muy preocupados por la situación puntual y por la falta de ayudas directas, concretas, viables y rápidas. Por ello, mantendrá un contacto constante con los responsables del Ayuntamiento para proponer, analizar y escuchar propuestas en los próximos días.

Desde la Cámara de Comercio, su presidente, Pablo de Gracia, añade dos aspectos fundamentales que reafirman la posición del empresariado. La primera es que las empresas deben minimizar costes de cualquier modo. Y esto implica reducir lo máximo posible el pago de impuestos municipales. Por otra parte, los autónomos y el resto de Pymes necesitan con urgencia liquidez, dinero para continuar funcionando. Según Pablo de Gracia, "necesitamos un apoyo firme de las administraciones hacia las empresas y autónomos afectados por las medidas de contención puestas en marcha por el gobierno, cosas que sean sencillas y directas que lleguen de forma eficiente a quien lo necesite".

De hecho Cámara Alcoy se ofrece al Ayuntamiento para colaborar en las tareas de admisión, certificación y tratamiento de la documentación que sea necesaria cuando estas ayudas se hagan realidad, lo antes posible.

Recordamos que el ayuntamiento ya emitió un decreto en el cual indicaba que el pago de tributos patrimoniales, así como los precios públicos gestionados por el Consistorio que se refieren o afectan aprestaciones que se hayan visto suspendidas por las autoridades, se reducían proporcionalmente según el tiempo en el cual las actividades o prestación de la actividad no se hayan podido llevar adelante. En el caso de haber pagado anticipadamente el ayuntamiento hará la devolución correspondiente atendiendo al tiempo efectivo que se haya parado la actividad o servicio. Esta medida afecta por ejemplo a la tasa de basura de los comercios o la colocación de terrazas.

En este decreto también se acordaba la suspensión de todos los plazos en el ámbito de la Gestión y Recaudación Tributaria. Por este motivo, el pago de cualquier recibo, autoliquidación, o cualquier otro ingreso tributario, como el impuesto de circulación, han quedado aplazados, siendo el 3 de junio el último día de pago.