Alcoy, ciudad cabecera de la ruta cultural y turística ‘Camí del Peix’

Han previsto realizar acciones conjuntas como crear una imagen de marca
17/11/2015


Alcoy participó en una reunión con representantes de los otros siete municipios que conforman el ‘Camí del Peix’ que parte de nuestra ciudad y termina en La Vila Joiosa en las que entre otras medidas se propuso el llevar adelante la ruta cultural y turística ‘Camí del Peix’.

El encuentro tuvo lugar en el Vilamuseu de La Vila con el objetivo de impulsar una nueva ruta cultural y turística en este camino real. El objetivo es crear un nuevo producto de senderismo y turismo de experiencias que haga circular los flujos de visitantes moviéndolos entre el mar y la montaña. Los ayuntamientos que conforman esta iniciativa son Alcoy, Penáguila, Benifallim, La Torre de les Maçanes, Sella, Relleu, Orxeta y La Vila Joiosa.

Los asistentes propusieron como primera medida la creación de un grupo de trabajo técnico que redacte un convenio entre los ocho ayuntamientos. La comisión mixta resultante de este convenio redactará un plan director del Camí del Peix y propondrá una serie de medidas para la protección, recuperación, investigación, puesta en valor y uso público del camino. La idea es que la comisión se reúna trimestralmente en una de las ciudades del camino, comenzando en el próximo mes de enero en Alcoy, ciudad cabecera de ‘El Camí del Peix’. Previamente a esta reunión también han previsto reunir a los colectivos alcoyanos que pudieran estar interesados para explicarles el proyecto, entidades deportivas, culturales y turísticas.

Además han previsto realizar acciones conjuntas como crear una imagen de marca; una página web con información actualizada; buscar subvenciones para la recuperación y señalización del camino; producir videos y otros recursos informativos para su distribución online; o crear una red de geocaching de calidad mantenida por los ocho municipios, entre otras.

El concejal de Cultura Raül Llopis, indicó que “hemos de apoyar iniciativas como esta que ponen en valor nuestro patrimonio histórico y además pueden favorecer el desarrollo económico de la ciudad a través del deporte, el turismo y la cultura y las actividades relacionadas con estos sectores”. Llopis recalca que “este camino fue la salida natural de Alcoy hacia el mar, ya en época íbera y siguiendo en la medieval, y finalmente en los siglos XVIII y XIX, cuando las industrias papeleras exportaban a través del puerto de La Villa utilizando esta ruta”.

ACTIVIDAD EN FEBRERO
Los ocho ayuntamientos decidieron dar apoyo a una importante acción de difusión del camino que tendrá lugar en febrero de 2016; se trata de una marcha invernal de la Asociación Cultural Hispania Romana, dentro del calendario anual del evento de Recreación Histórica Festum Alonis, que organiza cada año la Asociación en virtud de un convenio con el Ayuntamiento de Villajoyosa. Será una marcha con indumentaria militar romana fidedigna que recorrerá los 50 Km del Camí del Peix en dos etapas. La ruta acabará en Alcoy que recibirá a “los romanos” llegados de La Vila.

PROYECTO DE RUTA CULTURAL Y TURÍSTICA
Durante los últimos 15 años el senderismo y todo tipo de excursiones a pie ha tenido un auge importante en toda Europa, un fenómeno todavía en expansión que esto garantiza el éxito de este incipiente proyecto intercomarcal de creación de un nuevo sector económico, destinado a un amplio colectivo de usuarios que buscan caminos y paisajes auténticos y llenos de historia. Se pretende tomar como referentes modelos consolidados de éxito, como la Muralla de Adriano en Gran Bretaña, El Chemin des Bonshommes entre Berga i Montsegur (Francia), o en España el Camino de Santiago, los caminos de la Sierra de Tramuntana o el proyecto Itinerària (gestado en la comarca de la Garrotxa y extendido rápidamente a las del entorno).
El experto en caminería histórica Jeroni Garcimartín explicó que “en nuestras comarcas hace más de 20 años que se venden paquetes turísticos de senderismo a Europa”. Los clientes (en este caso multiclientes ya que suelen ser grupos de excursionistas o familias que comparten esta afición), pertenecen a segmentos de mercado con poderes adquisitivos medio-alto que no exigen inversiones elevadas y consumen transporte, alojamiento, restauración y servicios de guía; su impacto en el entorno es mínimo, al tiempo que se convierten en distribuidores de oportunidades y riqueza por todo el recorrido.
También pretenden implicar en el proyecto al tejido cultural, asociativo, profesional y empresarial: archivos y museos municipales, clubes de senderismo y montañismo, de fotografía, Camino de Santiago del Sureste, universidad, biólogos, geógrafos, geólogos, paleontólogos, historiadores, antropólogos, arqueólogos, grupos de reconstrucción histórica, comercios, empresas de hostelería y de turismo, etc.

BREVE HISTORIA DE: “EL CAMÍ DEL PEIX”
El Camí del Peix reúne un extraordinario conjunto de valores culturales y naturales: espectaculares paisajes montañosos, fortalezas que lo protegieron en la época ibérica o en la Edad Media, pozos de nieve, torres de huerta, árboles milenarios, cruces de término, posadas, lugares mágicos cargados de leyendas, etc.
Era un antiguo camino de herradura por el que los viajeros y los arrieros transitaban con sus mulos cargados con mercancías. Había una ruta que pasaba por Relleu y otra que continuaba por Sella y por el puerto de Tudons.
El camino se utiliza desde hace al menos 2.700 años, como demuestran las necrópolis con tumbas fenicias hasta época tardorromana que lo flanquearon a ambos lados durante trece siglos a la entrada de Villajoyosa. En época íbera unía en sus dos extremos las ciudades íberas de Allon y la Serreta de Alcoy.
En la Edad Media fue un Camino Real que une las villas reales de Alcoy, por el que transitaban con frecuencia ejércitos reales, Jose Maria Segura, director del Museo Arqueològic Camil Visedo de Alcoy explica que “los ocho municipios que conforman esta ruta eran villas reales, que no pertenecían a un noble, y entre ellas debían ayudarse, al no tener ejercito las milicias urbanas de Alcoy acudieron en muchas ocasiones a apoyar a La Vila ante los ataques de los piratas Berberiscos”.
El camino vivió su auge desde 1780, cuando se liberalizó el comercio con las colonias españolas, hasta entonces limitado al puerto de Cádiz. Entonces La Vila se convirtió en puerto de Alcoy, el tercer núcleo industrial de España y el más importante de la Comunidad Valenciana. Más de mil caballerías hacían este trayecto diario con productos como telas y papel de fumar hasta el puerto de La Vila, donde se embarcan en grandes goletas y pailebotes rumbo a las colonias, y volvían cargadas de materias primas.
El camino se dejó de usar para sus fines tradicionales en los años 50 del siglo XX, cuando fue sustituido por modernos caminos carreteros y el tren ‘Alcoy-Gandía’. Ello lo ha hecho muy vulnerable y está en peligro de desaparecer al quedar en el olvido.